15 49.0138 8.38624 1 0 4000 1 http://jotitaenjapon.com 300

Golden Week en Wakayama: el santuario de las niñas

0 Comments

Este año 2019 Japón tuvo uno de las vacaciones más extensas en años. La Golden Week, a finales de abril duró 10 días. Así que decidimos aprovechar que Hiro estaba cambiando de trabajo para visitar Wakayama.

Wakayama es un lugar no tan conocido de Japón, bien rural pero grande y con muchas sorpresas. Fuimos allí porque mi amiga Mariko vive allá, así que queríamos visitarla.

La Preferectura, tanto como la ciudad y sus alrededores tienen mucho que ofrecer pero nosotros hasta ese entonces no lo sabíamos.

Día 1: Llegando a Wakayama

Aunque en principio íbamos a ir en auto creo que fue una decisión buena no hacerlo. Las colas en las autopistas eran largas, incluso durante la estadía en Wakayama tuvimos que encontrar caminos alternativos con el auto de Mariko, por la cantidad de gente que había.

Temprano, tomamos el tren bajo la lluvia pequeña pero persistente hasta la Estación de Tokyo. Allí sale el shinkansen o tren bala, para el que teníamos asientos no reservados. Los compramos con descuento en una casa de tickets en promoción cerca de la estación de Shinjuku. ¡De eso les voy a contar en otro posteo para que puedan usarlo ustedes también!

Nuestro miedo era llegar a la estación de Tokyo y tener que esperar sucesivos trenes hasta poder entrar. Los asientos reservados no aseguran asiento, como su nombre lo indica y tienen algunos vagones donde subirse. No en todos es posible.

Pero eso, por suerte, no pasó. El tren llegó y éramos los primeros de la fila para el vagón de no reservados. Nos sentamos y salimos camino a Osaka.

De Osaka a Wakayama

La conexión por shinkansen nos llevó hasta Osaka, una de las estaciones que menos preferencia le tengo para moverse. Siento que es muy enorme y que no está bien señalizada. Cuando estuve allí me perdí varias veces, pero en esta ocasión toda la responsabilidad recayó en Hiro así que no me preocupé.

Desde Shin Osaka nos tomamos un tren hasta la ciudad de Wayakama, y desde allí un local hasta la estación donde vive mi amiga con su familia.

Para empezar, los trenes locales son completamente pequeños, con no más de 2 ó 3 vagones por vez. Muchos están pintados con colores, lo cual lo hace más lindo aún.

Visita a Awashijima Jinja

Después de entregar los famosos omiyague o regalos en Japón, nos fuimos a un lugar cerca de la casa para recorrer el santuario de las niñas o Awashijima Jinja.

El lugar es muy bello porque está frente al mar, completamente naranja con miles de estatuas pequeñas y grandes de diversos personajes. Cuando le pregunté a mi amiga de qué se trataba me dijo que son diversas las creencias de las personas que llegan a este lugar. Algunos piden por sus hijas, otros por fortuna. Así, las estatuas se van apilando.

Este santuario es conocido porque muchas niñas son traídas por la familia para que puedan tener buena salud y suerte en sus vidas.

Además de niñas, lo impresionante es la cantidad de otras estatuas, que no están relacionadas con las niñas.

Cada persona creyente va trayendo la estatuilla que simboliza su deseo y la apila en este templo. Incluso hay gatitos de la suerte.

La verdad es que cuando nosotros fuimos no había mucha gente y es un lugar interesante para conocer en frente del muelle.

La leyenda de la diosa celosa

Una de las premisas es que si entrás al templo al lado de otra persona, la leyenda cuenta que la diosa que custodia este templo se puede poner celosa y hará todo lo posible para separar a esas personas.

Así que siguiente la tradición, nos separamos con Mariko y con Hiro para entrar de a uno.

A todas las niñas se les regalan muñecas para augurar buena salud y fortuna. Pero el 4 de marzo, un día después del Hinamatsuri para las niñas esas muñecas deben irse.

Se dice que deben ser depositadas en este templo, preferentemente, para que las mismas no tengan mala suerte. Desde aquí se retiran en una barca hacia el mar.

En el próximo posteo les seguiré contando todo lo que hicimos en nuestra Golden Week 2019.

PREVIOUS POST
¿Cómo alquilar en Japón? Guía para argentinos (y quizás Latinoamericanos)
NEXT POST
Miraikan, el museo del futuro en Tokyo

0 Comments

Leave a Reply