15 49.0138 8.38624 1 0 4000 1 http://jotitaenjapon.com 300

50 cosas que aprendí sobre Japón

0 Comments

Ya van más de 4 meses que vivo en Japón y aprendí muchísimas cosas nuevas. Además de escribir para un blog sobre el país, cada día sé que voy a enganchar algo nuevo, una palabra, una actitud o una charla. Ayer me encontré a cenar con mi nueva amiga japonesa N. y hablamos sobre cosas interesantes sobre las relaciones. Mientras me bañaba, pensaba en todo lo que conocí en estos meses y quiero (algo) compartirlo con ustedes para que puedan conocer, comparar, imaginar todo lo que es este país. Japón es una locura.

Sobre las mujeres

Tema primero porque me indigna.

  1. Las mujeres somos segunda categoría. Hay un machismo liviano andando por el aire de Japón, que aun cuando los cambios en torno a esto son mundiales, al país, a su gente no parecen afectarla.
  2. No estar casada después de los 35 años está visto como una solterona forever. Aunque muchas chicas eligen la soltería y dar rienda a sus carreras, es bastante difícil que puedan desarrollarse en toda su plenitud como mujeres.
  3. Muchas renuncian a sus trabajos después de tener el primer hijo.
  4. Aunque pagues vos, el vuelto siempre se lo dan al hombre. ¡Pero es mi plata, muchacho!
  5. Son extremadamente flacas. Ahora hay más chicas fornidas, por la alimentación, pero el modelo es ser flacas, flaquísimas. De hecho, hay medidas específicas para seguir.
  6. Son muy coquetas. Y eso me gusta mucho. Se cuidan la piel, el pelo, las uñas, las pestañas.

Sobre la sociedad

7. Los abuelos y abuelas son mayoría. Japón es un país que tiende a envejecer.

8. Ellos (muchos de elllos) aún trabajan y esto aún no lo entiendo. ¿Lo hacen porque lo necesitan o para estar activos?

9. La cantidad de ambulancias y el sistema de salud es excelente. Escucho la ambulancia al menos 2 veces por día. Debe estar relacionado con la edad de la población.

10. Ser extranjero aún no es un común acá. Excluyendo Tokyo o las ciudades más grandes. No los hay tantos, en los pueblos más chiquitos podés ser una verdadera rareza.

11. Apuestas: hay demasiadas. El pachinko es una mafia.

12. En el pachinko no se gana plata, porque está permitido. Te dan fichitas o premios fantasmas que después podés canjear en un local cercano que siempre está, donde te dan la plata.

13. La sociedad es muy tranquila, hay poco deseo, poca indignación. Se siente un estado de adormecimiento general.

14. Salvo a la noche: donde el alcohol corre. El alcohol es la herramienta que usan los japoneses para ser quienes son.

15. En el día, todos son más o menos iguales, en sus formas.

16. Son extremadamente educados.

17. Hay algo que se llama «Wa», el wa es la malla social que no se rompe, es la armonía social. Se hace todo lo que se puede antes de generar un conflicto, una incomodidad.

18. El otro social es más importante que yo. Relacionado con el concepto anterior, todo debe fluir. Para ello, hay que estar atento al otro. Siempre.

19. Pero esto es sólo en un nivel de sociedad, no a nivel privado, entre las personas. Hay poca empatía entre desconocidos.

20. Otro valor a respetar mucho en el otro es el esfuerzo. El esfuerzo es clave en esta sociedad. Todos se desean entre sí: «Ganbatte», esfuerzate. Con esfuerzo, es todo posible.

21. No se tira nada. La cultura japonesa de la guerra y la pobreza continúa hasta ahora. Los niños aprenden a comer todo el plato. Dejar comida está mal visto.

Sobre las relaciones

22. Nunca esperes que un japonés te cuente todo sobre él o ella es una sola vez. No pasará. En Buenos Aires, esto es bastante frecuente, abrirse al toque, con cualquiera. Acá no.

23. Los japoneses no deciden: les es muy difícil encontrar un camino, una decisión. A veces puede ser tedioso. ¿Por qué lo hacen? No sé.

24. Los amigos no se ven todos los fines de semana. En general, las amistades se conservan pero no hay tanta socialización con en otro países.

25. Es cada vez más común que las parejas sean parejas sin sexo. No lo tienen, no les gusta, por ende, los bebés no aparecen.

26. ¿Pero esto es real? No lo sé, tanto del lado de la mujer como del otro hay vidas paralelas muchas veces.

27. El negocio del sexo es impresionante.

28. Japón a veces parece un cristal. Hay dos conceptos: la cara externa, la cara interna. No es ser falso, es mostrar lo que hay que mostrar, lo que se espera de uno. Esto se llama tatemae, la fachada. Después está el honne, lo privado. Una parte de la persona solo para sus más cercanos. Puede o no ser igual.

Sobre el dinero

29: El promedio de lo que gana como salario un japonés es de USD 2.000.

30. El consumismo es enorme, pero ese movimiento explica a su economía.

31. La oferta de todo es siempre gigante. Los precios de un mismo item pueden variar, porque hay más oferta de la necesaria. Para todos.

32. Comprar es fácil y puede ser barato y conveniente.

33. Un japonés que no gasta nada en un día no es japonés.

34. Pobreza: veo más gente durmiendo en las estaciones de tren por la noche. ¿Hay más pobreza?

Sobre el trabajo

35. Hay gente que gana menos que eso, en general son los puestos que los japoneses no quieren hacer.

36. Los hacen los inmigrantes: ahora la mayoría son de países asiáticos. Nepal, Myanmar, Cambodia, Laos, Indonesia.

37. El gobierno creo visas especiales para ellos porque no tiene trabajadores suficientes. ¿Los sectores? Construcción, servicios.

38. Demasiados jubilados y mujeres que se retiran del mercado laboral.

39. Se trabajan demasiadas horas, y hay pocas vacaciones. Está mal visto tomarse todas las vacaciones disponibles.

40. El esquema de las empresas suele ser demasiado vertical: el jefe es dios. Los empleados, ahí están. Por ejemplo, el otro día escuché la noticia que en una cena laboral, un jefe tomó la cabeza de un empleado y la volcó sobre una olla caliente, ubicada en la mesa donde cenaban. Le quemó la cara. Todos reían. Ahora el empleado decidió hacerle juicio.

41. La puntualidad y el método son todo. Los japoneses no saben improvisar. Enloquecen.

42. Cuando uno entra en una compañía, se espera que se quede. No hay tanta movilidad laboral, está mal visto.

43. Para muchos, el trabajo es prioridad.

44. Para trabajar en Japón, debes saber japonés.

45. A pesar de que Japón quiere atraer trabajadores calificados, no estaría resultando. Pocos hablan japonés, y la vida laboral o lo que conocemos de ella, no es muy apetitosa como para vivirla.

Sobre el sexo

46. Una industria enorme. Hay de todo, para todos. Obvio, para el hombre más. Desde cafés donde las mujeres comen y toman gratis, y los hombres usan esos lugares para conocerlas, hasta chicas que ofrecen bañar al hombre desnudos pero sin sexo.

47. Las chicas también pueden disfrutar de servicios así, por ejemplo hay un bar donde pueden elegir un «novio» ficticio, pero que actúa como tal toda la noche.

48. Hay mucha carencia afectiva.

49. Los telos también existen acá, pero son más divertidos y con muuuuchas más opciones.

50. ¡¡Seguirá!!

PREVIOUS POST
Comer en Japón: el mejor ramen está en el combini
NEXT POST
¿Cómo alquilar en Japón? Guía para argentinos (y quizás Latinoamericanos)

0 Comments

Leave a Reply