15 49.0138 8.38624 1 0 4000 1 http://jotitaenjapon.com 300

Couchsurfing en Japón: ¿usarlo o no usarlo?

0 Comments

Couchsurfing siempre ha sido una gran aliada de mis viajes. Siempre que viajé traté de contactar previamente viajeros o locales a los que conocer y de quienes aprender. Mi llegada a Japón fue de la mano de uno de ellos, un inglés que me dió la inspiración  que estaba necesitando para viajar. Y allí fui, a la tierra desconocida, sin nadie conocido pero con mucho interés por hacerlo. Japón, más que nada Tokyo, es una tierra llena de oportunidades de conocer gente y aunque los japoneses suelen ser más renuentes, hay gente de todos lados viajando. Y Couchsurfing en Japón funciona.

En un asado en Odaiba donde me invitó mi amigo de Couchsurfing Yamato y conocí a quienes después se convertirían en amigos: Maca y Kimie

Ya la primera noche en mi hostel conocí a dos personas y nos fuimos a cenar juntos mi primer ramen. Pueden leerlo acá. Pero fue el segundo día que conocí a quien se convertiría en una breve pero genial amiga de Couchsurfing en Japón, Kerstin. Es simple: antes de viajar había escrito un mensaje diciendo que iba a estar en Tokyo de tal a cual día, también había conseguido un alojamiento por Couchsurfing en Nara para más adelante. Pero luego todo cambió. Aunque más que nada usé Workaway en mi estadía, Couchsurfing fue un gran aliado para conocer aún más gente, muchos locales y también alojarme.

Con mi amigo de CS Manuel de Alemania, recorriendo Osaka

Aunque Couchsurfing en Japón no es muy usado por los japoneses, si es posible encontrar gente disponible para mostrarte parte de la ciudad y demás. Lo que me di cuenta es que si sos mujer, es bastante más probable que te escriban hombres  y con otras intenciones fuera de la amistad que puede generar Couchsurfing. Lo importante es confiar en las referencias de cada perfil.

Sé también que hay chicas que quieren alojar chicas y que son muy buena onda, pero a todas las que escribí no recibí respuesta. Es probable que también cueste un poco el tema de alojarse: los japoneses son muy celosos de sus hogares y no dejan entrar a cualquiera, pero siempre hay excepciones. Tampoco hay mucha espontaneidad de «vamos a caminar mañana en tal lugar» sino que todo es pautado y organizado, y uno tiene que ir a su ritmo.

Gracias a Couchsurfing en Tokyo, no sólo conseguí conocer varios chicos locales sino también gente de otras partes del mundo que estaban viajando solos. Pasé días geniales con un chico de Alemania y también conocí a otro chico con el que paseamos por Kyoto por una semana. Disfruto tanto conocer las vidas que me pasan que es probable que si viviera en Tokyo, me anotaría para mostrar la ciudad cual local.

También una experiencia de alojamiento en Himeji, donde un médico nos alojó a Guada y a mí por una noche en su pequeño departamento. Dormimos en un mismo cuarto, pero no tuvo problema en darnos unos futones para descansar. Fue una buena experiencia que probablemente no hubiera aceptado hacerla sola pero como estaba con otra chica argentina, nos lanzamos y resultó positiva. Y otra en Osaka, cuando me quedé unos 4 días -lo cual es muchísimo para un japonés- en casa del adorable Toshi y familia en Osaka. Me dieron un cuarto propio y todas las mañanas tenía listo el desayuno gracias a la divina mamá de Toshi.

Con Toshi en Osaka

Otra noche en Tokyo, un chico me contactó para hacer una reunión internacional y allí fuimos para conocer chicos de distintas partes del mundo, de Londres, España, Canadá, además de un grupo de japoneses. La velada terminó en un karaoke con casi 10 personas cantando a los gritos y riéndonos uno de los otros. Ese tipo de intercambios me parece que suman a todos.

Con Kerstin, mi amiga alemana divertidas en el purikura.

Por eso, si vas a viajar recomiendo mucho chequear Couchsurfing en Japón ya que de la mano de locales o de la mano de otros viajeros como uno, es probable que puedas conocer muchísimas historias y realidades.

PREVIOUS POST
Cómo sobrevivir monetariamente en Japón: cambio de divisas y tarjetas necesarias
NEXT POST
Japón: Todo lo que tenés que saber y no te dijeron sobre la visa Working Holiday

0 Comments

Leave a Reply