15 49.0138 8.38624 1 0 4000 1 http://jotitaenjapon.com 300

Los argentinos en Japón

12 Comments

Era un día soleado, frío pero amable. El parque Ueno volvía a cruzarse en mi camino, de forma meticulosamente buscada. Ya desde el día anterior había pensado en ir, construyendo mis mapas mentales para ir y volver, los trenes y demás. Cuando llegué, lo hice desde un lugar conocido, desde la estación JR UENO, donde tantas cosas lindas había vivido. Me daba emoción volver a Ueno, el primer lugar donde «viví» en Tokyo. Reconocí los bares, los restaurantes que se agrupan al lado de la estación, sabía exactamente qué movimientos hacer y cómo cruzar. Me sentí feliz por esa autonomía que uno no siempre tiene en Tokyo, porque es Tokyo y hay miles de lugares que aún no conozco y que me son ajenos.

La entrada al parque fue desde el museo, donde había un grupo de voluntarios a los que me acerqué por curiosidad. Entonces nos pusimos a hablar con uno de los hombres, de unos 6o 0 70 años- con los japoneses nunca se sabe- y le pregunté qué hacían, y me contó que ayudaban a los turistas, los orientaban en qué hacer y cómo llegar en el parque de Ueno. Me contó qué opciones había: el museo nacional de Tokyo con una muestra de algo samurai o bien andar. Yo ya conozco el parque Ueno,pero me pareció bien saber más. Así caminé hacia el lugar donde está la fuente enorme, que había visto hace un año, en invierno también, en mi último día. Había un festival de música, con shows y muchos muchos espacios de comida casera. Pensé que era lo ideal para el almuerzo y después de dar una vuelta, elegí un poco de yakisoba con papas fritas. Me senté en mesas comunales, frente al sol, era un día espléndido. Dos chicos se sentaron al lado mío y hablaban español, hablaban como cordobeses.

Los argentinos en Japón no son tan comunes, pero cada vez más se ha convertido en un destino trendy, de moda para ir. Imagino que tomar un avión de mínimo 30 horas no es para cualquiera pero ustedes ya saben que para mi bien vale la pena. Los chicos no podían creer que una chica argentina sola estuviese ahí. Eran cordobeses jóvenes, menos de 30 años y me contaron que estaban solo por 4 días haciendo una pequeña escala antes de ir al Sudeste Asiático. Les comenté dónde podían ir desde Ueno y nos despedimos.

A los pocos días, Hiro encontró finalmente el lugar que buscaba desde hace mucho, por consejo de sensei: el lugar donde un japonés, aparentemente, hace choripanes. El lugar no podía llamarse de otra forma que «Mi choripan«, y se encuentra en Shibuya, a pocos 20 minutos del parque Yoyogui. 

Otra vez, yendo hacia Mi Choripán- aunque nunca llegué, gomen- me crucé con una pareja de argentinos grande que se ve que venía de allí. «Me cayó pesado el choripan», decía ella. Así que cambié mi destino porque pensé que a mi me iba a caer también, después de tantos días alimentándome a lo japonés.

Argentina es un punto lejano, pero vino más cerca el día en que Maca me invitó a Yokohama, que es una ciudad portuaria muy cerca de Tokyo, que aún no conocía. Maca vive hace 2 años y ya la habia conocido el año pasado, en un encuentro de japoneses e hispano hablantes en Odaiba, organizado por mi querida amiga Kimie. Maca y yo éramos las únicas argentinas y no pude hablar mucho con ella pero quedamos en contacto. Cuando me invitó a su ciudad, no lo dudé. Con un solo tren, y en poco más de 1 hora estaba allí. Yokohama es bella, un gran y suntuoso Puerto Madero con hoteles, arquitectura posmoderma frente al océano. Con Maca el día fue bien argentino: charlamos sin importarnos nada, sin hablar bajo ni cuidarnos mucho. Nos pasamos todo el día, hasta las 6 que me fui a encontrar con Hiro, charlando como amigas de toda la vida. Y ahí sentí que tener una amiga argentina en Japón no estaba mal, al contrario, el chusmerío de la vida y las preguntas argentinas sobre los japoneses, su forma de actuar y ver la vida, eran necesarias. Sé que voy a volver a verla.

Otro encuentro-lejano- fue en un tren de la línea Yamanote. Estaba yendo no sé a dónde cuando entraron 3 personas llenas de valijas interponiéndose en el medio del tren y charlando en un volumen de voz medio. Escuché y eran argentinos. Una pareja que parecía llegar de un viaje por Japón y desembarcar en Tokyo, en cada de una chica que ya vivía en Tokyo. La anfitriona explicaba a ellos algunas maneras, formas y palabras en japonés.

¿Qué sentirán los argentinos cuando llegan a un país como Japón? Tan distinto, tan moderno y nosotros tan creyéndonos que somos mil y no, en un país tan silencioso donde nosotros no podemos tolerar el silencio y lo llenamos de palabras y ruidos molestos, en un lugar donde el respeto es ley y el pasar desapercibido es lo más preciado que hay. Los primeros días sentí el ajuste, ese leve pero no tanto ajuste que uno tiene que hacer: porque uno no puede ser completamente argentino en Japón, al menos no socialmente, hay esa presión social hasta que te das cuenta que no, que no sos japonés y nunca lo vas a ser, y eso es un don y un látigo pero no va a cambiar. Entonces uno puede salir conscientemente de esa presión inexplicable que siente, porque uno es de afuera y tiene -por suerte- permiso para actuar como tal, ciertos márgenes, ciertas formas que no se nos piden por no ser japoneses. Tiene la posibilidad de tener una mirada de outsider.

Cuando estoy con Hiro no siento diferencia, él es como yo y por eso estamos juntos. Siempre hablamos de cuán  importante es que no haya barreras desde lo cultural, porque no tuvimos la misma educación ni la misma experiencia pero nos entendemos y aún más, tenemos humores, gustos y objetivos similares y no lo siento japonés (¿cómo será un japonés,no?) en un 95% de las veces.

Los argentinos podrían aprender muchísimo de Japón si pudieran considerar que es posible aprender y tomar cosas de culturas que tienen evoluciones distintas- ni mejor ni peor- y también sumarles cosas a la sociedad- nuestra capacidad de improvisar, de cambiar y adaptarnos a casi todo-. Ojalá así sea.

 

PREVIOUS POST
Tour por la casa japonesa
NEXT POST
Outlets en Japón: comprá más y pagá mucho menos

12 Comments

  • 12.12.18 AT 12:22 am
    Federico

    Fantástico, siempre me pareció sumamente hermosa la sociedad la cultura y el respeto que inculcan en Japón , los honoríficos me parecen ademas de correctos muy lindos cuando se los escucha. Soy chapado a la antigua por eso sera que tanto respeto me atrae tanto.
    En fin muy linda tu forma de compartir tus experiencias me de hiciste re-descubrir mis ganas de algún día poder caminar en la tierra del sol naciente.

    Federico desde una pequeña ciudad costera en Argentina.

    REPLY
    • 15.12.18 AT 4:30 am
      Jotita

      Federico, muchas gracias por tus palabras. Acá el respeto por todo y todos es enorme, lo cual es muy distinto que en nuestro país y a mi a veces me sorprende para bien. Me alegra llegar con mis experiencias. ¡Ojalá puedas venir a Japón! Un saludo

      REPLY
  • 06.03.19 AT 10:33 pm
    Luciano

    Hola. Soy un cordobes no nikkei (es decir no descendiente de japones) que vive hace 6 años en Japon. Coincido con vos en que deberiamos adoptar algunos habitos de los japoneses, puntualmente en la organizacion y coordinacion en el trabajo. Sin embargo, cuando tenes que dejar el lugar de turista y trabajar a la par con ellos y relacionarte con su sociedad, te das cuenta que no son tan respetuosos ni educados como parecen. Muchas de las cosas que comentas, las hacen por pura convencion y presion social, pero detras de bambalinas sacan a relucir su verdadera cara. Y si nosotros los argentinos nos creemos mil, como vos decis, te aseguro que ellos se creen un millon. La arrogancia, narcisismo y prejuicios de esta gente llega bastante arriba. Digo todo esto para calmar un poco el idealismo inicial con el cual se llega al pais. Sino parece que ellos son siempre los divinos y nosotros los brutos extranjeros y sudacas. Con los japoneses tenes que andar con pie de plomo y ver mas alla de los kimonos, sus sonrisas y reverencias porque siempre tienen una doble cara. Pero bueno, estas cosas se aprenden con el tiempo viviendo aca cayendo en la cuenta de que nuestras costumbres no son siempre las peores. En todos los lugares se cuecen habas, como dice el dicho popular. Te mando un saludo.

    REPLY
  • 09.03.19 AT 7:09 am
    Jotita

    Luciano, gracias por tu mensaje. Me imagino que hay muchas cosas para analizar, y entiendo bastante tu postura. En todas las sociedades hay cosas buenas y malas, entiendo que no soy una fanática de Japón. También puedo ver lo malo. Agradezco tu aporte 🙂

    REPLY
  • 27.03.19 AT 12:44 am
    Aldo Pereyra

    Hola , a los 62 años me voy a Japón sin saber inglés y menos Japonés llegó el 23 de abril al aeropuerto de Haneda y de ese momento que pase lo que el de arriba quiera mi estadía será por 16 días si alguien me quiere dar algunos tips serán bien recibidos

    REPLY
    • 29.03.19 AT 4:55 am
      Jotita

      Hola Aldo, ¡muy admirable! Vas a ver que Japón es muy fácil y aunque no sepas inglés vas a poder comunicarte igual 🙂 Mucha suerte.

      REPLY
  • 28.03.19 AT 4:13 pm
    Juan Ramírez

    Hola jotita me llamo Juan Ramírez (Arias jota para mis amigos y conocidos) . Tu descripción sobre Japón es buenísimo, la forma con la que defines tú experiencia de vida es tan profunda que casi me sumerjo en esa sociedad Nipón. Comparto de que argentinos y japonés somos muy distintos … Quiero hacer mención de mi gran y profundo deseo de conocer Japón, día a día estoy ahorrando para encaminarme a esa meta … Y tú artículo me inspiro más el deseo, espero podamos establecer un contacto para a futuro poder visitar esa hermosa isla, su cultura y su gente, espero tu respuesta …
    Saludos desde San Miguel, Buenos Aires

    REPLY
    • 29.03.19 AT 4:54 am
      Jotita

      Juan, gracias por tu mensaje. ¡Ojalá puedas cumplir tu sueño de conocer Japón! Muchas gracias por leerme.

      REPLY
  • 11.05.19 AT 12:51 am
    Juan Antonio

    Hola me llamo Juan Antonio vivo en La Plata provincia de Buenos Aires, el 06 de agosto llegó a Japón aeropuerto de Narita y me gustaría contactar con algún argentino antes de viajar a sapporo a visitar a un amigo, gracias.

    REPLY
  • 25.12.19 AT 11:18 pm
    diego gimenez

    Desde chico quiero cononcer Japon, vivir aunque sea unos meses seria un sueño para mi. Debido a que me va bien en mi empleo y no tengo obligaciones que me aten a la Argentina (hijos, pareja, etc), este 2020 me lo pongo como objetivo: encaminarme a viajar!

    REPLY
    • 26.12.19 AT 10:36 am
      Jotita

      Diego, gracias por tu mensaje. Hacelo, hacelo, hacelo. No te vas a arrepentir 🙂

      REPLY
  • 18.02.20 AT 8:13 am
    Silvana Lorena mendez

    Hola, mi hija Morena quiere irse a estudiar a Japón cuando termine el secundario. No tengo idea si es posible. Ella es dibujante, quiere ir a alguna casa de familia!! Me pueden orientar por favor!!! Pensé en ir a la embajada.

    REPLY

Leave a Reply