15 49.0138 8.38624 1 0 4000 1 http://jotitaenjapon.com 300

La Comunidad

0 Comments

Era el fin de mi jornada de trabajo en la universidad y sabía que tenía dos chances: irme a casa rápido como suelo hacer o pasar por la otra sede de la uni para meterme en la charla de dos periodistas nikkeis que iban a hablar sobre Japón. Japón está de nuevo, nunca se fue, pero ahora llega cada vez más cerca. Después de un año (¡¡¡un año!!!) de mi vuelta, un año de conocer a Hiro -mi chico japonés-, más de un año de «estudiar» japonés y conocer y profundizar, perder la clave de mi blog y rediseñar todo y comprar mi pasaje, acá estoy. Otra vez volviendo.

Este volver es también volver a su cultura de la mano de sensei, de acordarme cómo me sentía dentro del momiji de Tokyo al ver mis fotos, de volver a poner un pie en el avión en poco tiempo para pisar Japón, para vivir Japón de nuevo.

Entonces la UP, entonces la charla. Llegué temprano cual real nihon-jin y solo estaban los oradores: Paula Ikeda (redactora jefa de lifestyle de Para Ti, mega locuaz) y Guillermo Tomoyose (aka @tomyto, de Tecnología de La Nación y además profe de la UP en Periodismo digital). Además, unos 3 agregados de la Embajada de Japón en Buenos Aires y yo. Nos saludamos todos y al poco tiempo llegó una pareja, que se ve que pensó que era parte del grupo y me saludó como si nos conociéramos.

La Comunidad. La Comunidad japonesa en Buenos Aires es algo que vengo conociendo en todo este año acá, más que nada en base a las charlas chusmas que tengo con mi profesora de japonés que me cuenta cada una de las historias de la gente de La comunidad. También por Instagram, donde empecé a seguir a (algunos de) estos miembros para saber qué hacen, qué les gusta, qué tan nihonjines o no son. La Comunidad es relativamente chica, todos se conocen y más o menos tengo algunos nombres e historias en mente.

Paula y Guillermo eran nuevos para mí en este esquema de comunidad. Así como también el matrimonio, que se sentó atrás mio en la sala y se me puso a hablar. Les conté de mi viaje, de mi amor por Japón. Ella era la directora de una revista nikkei en Buenos Aires y él, un charlador nato de la comunidad que me contaba distintas cosas. Internamente, estaba feliz porque La comunidad me había hablado y había podido contarles de lo mío. Ella incluso se interesó por mi historia y me dió su tarjeta de presentación.

La charla fue súper interesante, relacionada a las relaciones internacionales entre Japón y Argentina, la historia de las comunidades, de sus integraciones políticas, de sus últimos 5 años de oro, con todos los eventos que estos países comparten y van a compartir. Creo que se notó el espíritu de «apertura» entre comillas de Japón, de la mano de las experiencias de Paula y Guillermo, como becarios nikkei de una beca para descendientes que trabajan en los medios. Pueden ver la presentación completa acá.

Mientras tanto,el agregado de la Embajada, sentado a mi lado, anotaba y anotaba todo lo que decían. Me pregunto si tendrá que hacer reportes o algo en particular. Después, llegó el turno del encargado de prensa, que habló sobre las distintas becas y posibilidades que existen para viajar a Japón sin pagar un peso. «El que quiere, puede ir porque hay muchas oportunidades para hacerlo».

Y lo voy a hacer, sin beca por ahora pero con el cariño y las ganas de reencontrarme otra vez  con esa Jotita en Japón que tanto me gusta y extraño.

PREVIOUS POST
Razones por las que quiero volver a Japón
NEXT POST
Tour por la casa japonesa

0 Comments

Leave a Reply