15 49.0138 8.38624 1 0 4000 1 http://jotitaenjapon.com 300

Tomo IX: Nostalgia de la luz

0 Comments

30 de julio de 2016, Buenos Aires.

Veo tus mensajes, veo tu viaje y siento que fuiste el exacto engranaje que una necesitaba para despegar. Esos días tuyos en la ciudad fueron una bocanada de aire puro, una bomba latiendo, un corazón enorme, el beso más largo que alguien alguna vez me dio.

Nostalgia de la luz. La primera vez que quisiste ver el documental chileno sentí mucha curiosidad por su título. Dijiste que habías preguntado por distintas películas latinoamericanas y esta había salido recomendada. Tratamos de verla y no salía el sonido. Finalmente, lo hicimos desde tu computadora, tirados en mi cama. Esos días fueron preciosos: abriste tu puerta y tocaste la mía. Estábamos frente a frente, donde queríamos estar. Fuiste mi vuelo, yo fui tu casa.

Las películas nos hicieron darnos besos, las historias nos hicieron mirarnos a la cara. De todos los minutos y segundos que recorrimos, me quedo con tu mirada profunda, una comunicación que jamás hube de lograr antes con nadie. En silencio y en tu compañía, dejé ir todo lo que había que soltar por el río. Frente a frente, sentí que te quería como nunca quise a nadie y que era capaz de decírtelo en breve tiempo.

Te recuerdo fumando, con esos detalles majestuosos que me hacían reir, mirarte y reir. Esa risa interna y externa me hizo sobrevivir y mirar al futuro. Creo que ambos nos ayudamos mutuamente en nuestras victorias silenciosas. Me hiciste abrirme a una ciudad que jamás había visto, pero con vos era tan fácil y hermoso.

Gratitud eterna a nuestros días porteños y nostalgia de esa luz. Ahora que ya está incorporada en mi, estoy lista para volverte a encender.

Casa de voluntarios
PREVIOUS POST
Noche argentina en Kyoto
NEXT POST
Voluntaria en Japón: Ayudando en una escuela primaria

0 Comments

Leave a Reply